11 nov. 2012

Comprender el final

Habíamos llegado a la ciudad con todas las esperanzas, con el corazón lleno de la emoción que se nos había privado durante tanto tiempo. Una ciudad que nos había sido arrebatada, pero nosotros tendríamos el gran honor de recuperar en lugar de todos ellos. Victorias y gloria, banquetes de sangre, reconocimiento y poder. Todas esas eran las recompensas que nos esperaban

Pero el tiempo había pasado y nuestros éxitos escaseaban. Uno de los nuestros muerto, mi mano derecha capturada por su imprudencia, otro intenta escapar a cada noche. Y el que resta, no permanece en nuestro mundo, contemplando cosas que solo él puede ver.

Estoy sola. Y asustada como la primera noche, que abrí los ojos a mi no-vida. ¿He fracasado? ¿Nos enviaron para ello? Inmolarse como causa final sería lo más acertado, tal vez. Pero no he llegado tan lejos para sacrificarme ahora en una causa suicida.

Ahora, paseando por las calles, intentando pasar desapercibida. Con la inseguridad en mi corazón, al borde del frenesí que podría suponer mi muerte. Hablando para mí misma, intentando encontrar seguridad. No puedo abandonar la ciudad, no puedo volver con los míos.

Estoy perdida

- Me encontraréis, pero el final de mi historia todavía está por escribir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada