20 dic. 2012

Susurros desde el trono

Alguien ha llegado a mi ciudad. Mi dominio. Mi reino. Traicionando mi confianza y mi magnanimidad casi infinita. Pero a algunos no les basta. Siempre quieren más.
Desde que aquella humana se atrevió a presentarse ante mí, trayendo noticias de una ciudad lejana... Las cosas se han torcido levemente. Empiezan a tornarse malos actos. Desobediencias. Atrevimientos

Y todo gira en torno a ella. Junto con su amiguita, aquel chucho pulgoso que al menos tuvo la decencia de presentarse. No perdimos uno solo de sus pasos, por si... traía alguna compañía.

No puedo repetir los errores de mi maestra. Usurpador me llaman. Aunque yo prefiero calificarme como el Príncipe que esta gloriosa ciudad se merece. Por eso mismo siempre hay sombras de amenaza. Nadie me arrebatará el trono por el que he derramado mi misma sangre. Nadie perturbará la paz de mi ciudad. Y si alguien lo intenta, caerá la furia de mi puño sobre él.

1 comentario: